Blogia
El rincón de pensar

INTERVENCIÓN EN LAS AULAS

Cualquier alumno puede tener un trastorno en su desarrollo ya bien sea físico, psicológico, conductual o sensorial, y por ello debemos requerir de expertos en intervención psicopedagógica que puedan orientar tanto a los alumnos y maestros, como a las familias, ya que son un eslabón muy importante para los alumnos, para poder prevenir, diagnosticar y tratar cualquier trastorno.

 

Para poder llevar a cabo la intervención, es necesario realizar un adecuado proceso de evaluación y diagnóstico, siempre que la familia sea consciente de ello y lo autorice. En este sentido, se atenderían a cuatro grandes bloques:

a)      Detección:

Primero hemos de conocer qué es lo que le sucede. Para ello será el maestro, que es el que pasa la mayor del tiempo con los alumnos, el que lo comunique al orientador, siempre contrastándolo posteriormente con las familias, con el fin de poder emitir alguna hipótesis sobre el trastorno. Pero lo más conveniente es pasar al siguiente nivel.

b)      Evaluación:

En esta fase se llevarán a cabo una serie de pruebas para corroborar si existe trastorno o no, finalizando con un informe que detalle lo que se ha llevado a cabo.

c)      Intervención:

Este nivel de intervención pretende corregir/atenuar el trastorno y adaptar la enseñanza a sus demandas.

d)      Seguimiento:

No se puede cortar radicalmente la intervención sino que paulatinamente se irá normalizando la enseñanza del alumno, siendo conveniente hacer revisiones cada cierto tiempo.

 

El objetivo de las intervenciones en las aulas culmina cuando el alumno es capaz de desenvolverse de forma autónoma en la realidad dentro de sus posibilidades, lo que no sería muy recomendable pues si ya las personas con sus facultades plenas requieren de orientación cuando acaba la escolaridad en ciertas situaciones, más atención requerirán las personas con trastornos.

 

Hechándole un vistazo al informe PISA, los alumnos a estudiar en esta investigación son todos aquellos estudiantes, de la edad seleccionada, que sean capaces de contestar a las pruebas, excluyendo dentro de determinados límites, los estudiantes que tengan otra lengua materna diferente de la lengua utilizada en las pruebas y que hayan estado escolarizados en la lengua de las pruebas durante menos de dos años, y alumnos con necesidades educativas especiales que no sean capaces de responder a las pruebas. ¿Por qué no se elabora un apartado que compare el rendimiento escolar de los niños con trastornos para comparar unos países con otros y averiguar en qué se puede mejorar?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres