Blogia
El rincón de pensar

Transtornos del lenguaje

Uno de los objetivos que persigue la escuela es el de contribuir al desarrollo de las habilidades comunicativas de los niños en diferentes lenguajes (verbal y no verbal) y formas de expresión. De ahí la necesidad de conocer el proceso que siguen los niños en su desarrollo lingüístico para que el docente favorezca la comunicación. Por ello debemos hacer un buen uso del lenguaje, detectando los posibles trastornos, y siendo éste el centro en torno al cual gira el desarrollo humano, pues puede condicionar a un individuo en su aprendizaje y por tanto en su evolución. Como bien dijo Halliday (1993): “el aprendizaje del lenguaje no es sólo un aprendizaje más, también es el aprendizaje de las bases del aprendizaje”. Esto quiere decir que el lenguaje se aprende, pero si se interioriza el individuo podrá seguir aprendiendo ya que pensamiento y lenguaje están íntimamente ligados, es decir, para conocer nos servimos del pensamiento y viceversa, para pensar nos servimos del lenguaje. Por esto no se puede cuestionar el papel de la escuela como favorecedor del desarrollo del lenguaje, prácticamente desde sus primeras etapas por un lado, y como detector, por otro, de posibles dificultades o trastornos de aquel.

 

Las alteraciones del lenguaje hacen referencia tanto a nivel de expresión oral como escrita, que repercuten en el rendimiento escolar del niño así como en su desenvolvimiento social y en su autoestima, por ello es importante su detección temprana, para intervenir a tiempo y seguir un programa de corrección.

Existen multitud de trastornos en la producción del lenguaje, pero antes empezar clarificar la diferenciación entre las causas unas dificultades en el lenguaje y otras. Estas causas pueden ser orgánicas o funcionales. Las orgánicas se refieren a una lesión en cualquiera de los sistemas u órganos que intervienen en la expresión y producción del lenguaje. Mientras que las funcionales son debidas a un funcionamiento patológico de los órganos que intervienen en la emisión del lenguaje. Atendiendo a la gran diversidad de trastornos que hay los vamos a dividir teniendo en cuenta la siguiente clasificación: trastornos del desarrollo del lenguaje y trastornos del lenguaje escrito.

 

  • Trastornos del desarrollo del lenguaje:

Estos trastornos pueden ser los siguientes:

Afasia: trastorno producido por una alteración del hemisferio cerebral izquierdo cuya función principal es el procesamiento del lenguaje.

Disfemia: defecto en el habla que se caracteriza por paros espasmódicos en sílabas o palabras que interrumpen la fluidez y se acompañan de angustias.

Disfonía: alteración de la voz en cualquiera de sus cualidades (intensidad, tono o timbre) debido a un trastorno orgánico o a una incorrecta utilización de la voz.

Disglosia: trastorno en la articulación de los fonemas por lesión de los órganos periféricos del habla. Sin lesión del Sistema Nervioso Central. Sino sería disartria.

Dislalia: trastorno de la articulación por función incorrecta de los órganos periféricos del habla, sin que haya lesión o malformación de los mismos.

Retraso en el desarrollo del lenguaje: es un término amplio empleado para englobar aquellos retrasos en la aparición y/o desarrollo del lenguaje SIN que existan síntomas de déficits intelectuales, sensoriales o motrices.

Rotacismo: incapacidad para pornunciar la "r" múltiple.

Las causas de estos trastornos se debe a una mala integración anatómica y funcional de alguno de los órganos que participan en la memorización su realización y percepción, que son:

  • La totalidad del aparato respiratorio.
  • Los órganos fonatorios: laringe, cuerdas vocales, faringe, y cavidad bucal, compuesta a su vez y principalmente por el velo del paladar, la lengua y los labios.
  • Las vías nerviosas motrices eferentes, que dan las órdenes necesarias para la realización de las praxias fonatorias.
  • Las áreas corticales y subcorticales motrices y sensoriales que conciernen al lenguaje, almacenamiento de praxias fonatorias y de gnosias auditivas.
  • Las vías nerviosas aferentes sensoriales, principalmente auditivas, visuales y propiceptivas.

 

Estos problemas repercuten, especialmente, sobre la claridad de las palabras emitidas y en ocasiones afectan a la fluidez del discurso, pues el niño se enerva al no producir los sonidos correctamente y eso, incluso, puede hacer en ocasiones que tartamudeé. En la pronunciación se pueden llevar a cabo dos tipos de actividad: de tratamiento directo y de tratamiento indirecto. El tratamiento directo, se centra en conseguir una buena articulación, se enseña la posición correcta para producir un fonema y se pretende que el alumno la automatice y lo integre en su lenguaje espontáneo. Mientras que el indirecto trabaja funciones que inciden en la expresión del niño para que este y su lenguaje maduren y conseguir así una mejor articulación.

Lo que se pretenden con estas actividades es que los alumnos aprendan la posición correcta de los órganos bucofonatorios para producir fonemas; mejoren la movilidad de los órganos que intervienen en la producción de cada fonema por medio de ejercicios que les doten de agilidad, velocidad, coordinación, fuerza y que eviten la tensión de los mismos; incrementen la capacidad respiratoria y el soplo; consigan una percepción y discriminación auditiva correctas.

 

  • Trastornos del lenguaje escrito:

Estos trastornos pueden ser los siguientes:

Disgrafía: La disgrafía es un trastorno de tipo funcional que afecta a la calidad de la escritura del sujeto, en el trazado o la grafía.

Dislexia: incapacidad específica para la lectura. Se caracteriza por una dificultad inesperada para la lectura en personas con CI normal, escolarización normal... Para una lectura correcta y fluida. Su tratamiento se sustenta en la comprensión de información escrita y segmentación de palabras.

Disortografía:incapacidad para escribir bien la escributa arbitraria, es decir, la escritura con reglas (ortografía) La escritura espóntanea (sin reglas ortograficas).

 

 

Como cierre y pequeño apunte indicar que los maestros deben ser conscientes de las intervenciones que se pueden llevar a cabo con los trastornos del lenguaje pues son los trastornos más comunes que se nos pueden presentar en las aulas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres