Blogia
El rincón de pensar

Hoy empieza todo

Hoy empieza todo

“Hoy empieza todo”, título de la película que refleja la importancia de la existencia de una buena relación entre la familia y la escuela, pues ambas partes buscan un fin común que es el desarrollo de sus hijos. Cuando hablo de una buena relación no me refiero simplemente a que dialoguen y se lleven bien, sino que también se comprometan a realizar determinadas acciones y actividades que favorezcan el desarrollo de los niños. Si no existe la colaboración entre las instituciones que intervienen en la educación de los niños, los maestros se rinden y no se implican ante determinadas situaciones.

 

La película relata la historia de un maestro y director de una escuela de párvulos situada en una zona marginal de Francia, las familias de la mayoría de los alumnos que acuden a este centro son desestructuradas, desfavorecidas, etc. Estas familias delegan sus responsabilidades de cuidar, educar y demás funciones con respecto a sus hijos en el maestro/tutor. El maestro junto a sus compañeros son los encargados de enseñar a sus hijos, además de insistir a las familias en la higiene de sus hijos, que deben llevarles a la escuela, etc. En estos casos es difícil pedirles a las familias que hagan este tipo de actos con que si mas que les eduquen en sus casas. Podemos deducir que no existen figuras de apego en las familias y que esta figura se ve sustituida por el maestro.

 

Para conseguir en algunos casos que la familia se implique y se preocupe por sus hijos, los maestros se ven en la obligación de amenazar con las custodias de sus hijos y Servicios Sociales. Realmente Servicios Sociales están desbordados de trabajo, les falta personal y no pueden atender a todas las demandas, tanto de los maestros como de las familias, pues existen más familias marginadas y en desventaja de lo que imaginamos. Por este motivo (falta de personal de Servicio Social) los maestros se implican tanto con sus alumnos en ámbitos que realmente no les conciernen, como son las vidas privadas de estos. Por ello, los maestros tienen una función mas social que educativa, tal y como dicen en la película, y además tienen, que jugar a ser Asistentes Sociales, porque muchos casos familiares de sus alumnos no los tratan gente especializada, viéndose en la obligación de hacerlo por su propia cuenta.

 

Por lo que podemos ver unos se echan la culpa a otros, los maestros y Asistentes Sociales no cooperan porque los maestros esperan que atiendan a más casos los Asistentes Sociales. Mientras que los Asistentes, se ven desbordados por el trabajo y agobiados por los maestros, ninguno de estos tiene la culpa, pues el culpable de todo son los gobiernos y demás instituciones por encima de escuelas y Servicios Sociales, que deberían destinar más dinero y organizar mejor la Acción Socia, ya que es la única forma de permitir una mejor colaboración entre distintas organizaciones, evitar situaciones drásticas que puedan cometer las familias, intentar igualar y tener un equilibrio entre las distintas clases sociales, puesto que con poco se puede hacer mucho, dando la sensación a los más desfavorecidos de que hoy empieza todo.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres